DOÑA PENDEJA

El secreto mejor guardado de la buena mesa en Valladolid.

Siempre has querido volver a un lugar como este. Una taberna castiza de toda la vida en Valladolid donde tomar igual un vermú, con unos buenos ibéricos recién cortados o unas conservas de quitarse el sombrero, como sentarte a dar buena cuenta de un plato de cuchara con un punto innovador. Una cocina con garra a fuego lento que guarda una historia conocida solo por unos pocos y que ahora Javier Mariscal recupera para los que echan de menos los platos de las abuelas pero quieren ese punto extra. Y de paso llevarse algún producto gourmet a casa, al más puro estilo tienda de ultramarinos tradicional.

Si has llegado hasta aquí, enhorabuena: eres de los afortunados que ha descubierto uno de los secretos mejor guardados del buen comer en Valladolid. El mítico restaurante de Rufina Pereda, más conocida como Doña Pendeja.

LA MANDUCA
Y EL PIMPLE

Vuelven los platos de mojar pan

¿Maridar callos y champán? ¡Vaya que sí! Rufina se ganó el respeto tanto de altos mandatarios como de los vecinos del Paseo Zorrilla al manejar por igual los productos delicatesen y la cocina castiza de toda la vida, sirviendo a todos ostras y croquetas, lentejas y foie, solomillo y salsa Périgueux… Convirtiendo su restaurante desde entonces en un lugar de peregrinaje para todos los amantes de la buena mesa, allí de donde vinieran.

En Doña Pendeja cocinamos el pescado más fresco seleccionado a diario, lo más delicioso de la huerta, las mejores piezas de carne, las conservas más escogidas y los embutidos 100% bellota. Vamos, que aquí se come fetén. Si eres alondra vas a poder darte un gusto pinchando entre semana en nuestro bar. Y si eres lechuza ponte de tiros largos y ven a pegarte un homenaje los fines de semana y fiestas de guardar en nuestra terraza.

Para los golosos hemos preparado unos postres de rebañar el plato hasta dejarlo como una patena. Y además aquí vas a poder acompañar todas estas viandas con una buena cerveza, una carta de vinos extensa y potente, espirituosos selectos y nuestro propio vermú Doña Pendeja.

RESERVA

Un lugar de peregrinaje para los amantes del buen comer.

En el interior del local te hemos preparado mucho sitio bien pintón donde estar agustísimo, en el que no hemos dejado ni un fleco suelto. Una zona de mesas altas para disfrutar de la nueva decoración del restaurante y también la experiencia en barra de siempre (recomendamos reservar), donde tienes nuestro marisco vivito y coleando y desde la que podrás ver todo lo que pasa en la cocina, o pedir que te corten un poco más de ese jamón bueno bueno. Y si lo que quieres es estar a la fresca tienes en la terraza nuestra salita de estar y el comedor, más bonitos que un San Luis, además del rinconcito para tirarte a picar algo.

TIENDA

Para ultramarino el apodo de nuestra Rufina, que lo recibió de manos del presidente mexicano Adolfo Cortines en 1955. O nuestra dirección (Magallanes 2, Valladolid). Pero si quieres llevarte a casa alguno de nuestros productos basta con acercarte a por ellos. Tenemos una selección de especialidades gourmet para chuparse los dedos. Y próximamente también lo tendrás aquí en la web.

De momento, pregunta a nuestros camareros.